Etapas de la Alquimia Taoísta

 

El proceso de alquimia interior taoísta o “Neidan” se encuentra entre algunos de los métodos de energía más poderosos y más complejos de la tradición oriental.

 

 

Zhu Ji Lian Yi 

Crear las bases

 

La idea básica de   este nivel es aprender a enfocar la mente a través de diferentes sistemas: detener el pensamiento discursivo u bsesivo 'Zhinian' (执念), la regulación de la respiración 'Diaoxi' (调吸), y así sucesivamente. En la práctica taoísta, es esencial mantener una buena práctica física, mental y emocional. Con la práctica física 'Daoyin' (導引), con los métodos de respiración 'Tuna' (吐纳) y con la práctica de la concentración mental 'Cunsi' (存思) se ayuda a proteger a los Tres Tesoros: (Jing, Shen Qi) la Esencia, la Energía vital y el Espíritu. 


"Este nivel es totalmente accesible a todos los estudiantes, es necesario que el practicante administre el “elixir medicinal” (Yao) al Dantian, centro de energía que según la tradición, se encuentra en algún lugar diferente en hombres y mujeres. 

 

La práctica básica se llama respiración abdominal o 'Fushi Huxi' (腹式呼吸), de la cual la práctica se transforma en algo muy interesante y vital.

 

 

Lian Jing Hua Gi

Acotar la esencia y convertirla en energía

 

Una vez que la respiración abdominal está en la práctica del equilibrio emocional creará el elixir medicinal pasa a la fase siguiente que es la esencia de calor basal (Yuan Jing, relacionado mayormente con los fluidos sexuales) en el horno alquímico del Dantian y vaporizada para purificarla convirtiéndola en Qi (energía).

 

Esta energía se mueve a lo largo del canal espinal o “vaso gobernador” (Dumai) y descienden a través del cuerpo delantero “vaso concepción” (Renmai), en forma de anillo, conocido como "Órbita Microcósmica” (Xiao Zhou Tian). Para conseguir refinar la energía y la transformarla en energía Yang y así unificar el espíritu y la energía (Shen Qi He Yi). 

 

El punto clave de este paso es abrir las tres puertas (San Guan) situadas en el coxis, en el centro de la espalda y en la nuca, que son auténticas puertas cerradas al paso de la energía. Muchos de los ejercicios de conducción de la energía (Daoyin) están diseñados para liberar el paso del Qi en estas áreas. Si este paso no se realiza cualquier logro será mínimo. Normalmente para las mujeres ésta  práctica difiere un poco, esa fase se llama (Lian Ye Hua Qi) o “transformar los fluidos en energía”.

 

Debido a las diferencias fisiológicas y energéticas en las mujeres, para ellas las tres puertas están en el frente y no en la espalda, la metodología que se utilizará será diferente y en una determinada posición (posición de cabalgar la grulla). Todos los taoístas coinciden en decir que sin duda la práctica alquímica en las mujeres es más eficaz y mucho más rápida y potente.

 

 

Lian Gi Hua Shen

Filtrar energía y convertirla en espíritu

 

En el momento en que la práctica del movimiento microcósmico se abre como una flor para activar el circuito más amplio relacionado con los ocho meridianos excepcionales, la denominada circulación macrocósmica (Tai Zhou Tian).

 

Las sensaciones de contacto con la naturaleza conectan a los practicantes con el cielo y la tierra. Hay quienes dicen que este momento se genera en el organismo la perla superior (ingrediente alquímico restaurador).

 

 

Lian Shen Huai Xu

Refine el espíritu para volver al vacío. 

 

En esta etapa la energía psíquica Shen evoluciona al llamado espíritu original Yuan Shen. Las energías mezcladas de este estado posterior se reestructurarán en una especie de energía primordial llamada xian tian. La fe de los taoístas es que un nuevo ser nace en su interior y da origen a un cuerpo anterior, concepto llamado como wai shen you shen. Formado exclusivamente por energía yang.

 

 

Lian Xu He Tao

Transformar vacío para unirse al Tao

 

Las diferencias desaparecen. No existe el yo y los otros, ni dentro y fuera, ni observador y observado. El cuerpo espiritual es libre para viajar a los confines del universo.

 

 

 

 

Volver Atràs