Ceremonia Discípulos 16ª generación

Wudang Sanfeng Pai

Bài shī yí shì

拜师仪式

 

El rito o Li (禮) es la proyección en el individuo del espíritu ritual, en donde lo sagrado se transfiere directamente a lo humano y social. El término Li, que abarca el ritual, la formalidad y la etiqueta es la tercera de las cinco virtudes cardinales enseñadas por Confucio. Las otras cuatro virtudes cardinales son la benevolencia, la rectitud, la sabiduría y la fe. Lo que diferencia a Li de las demás es su énfasis en la conducta humana, comparándola con el cultivo de las virtudes más abstractas o intrínsecas. 

La ceremonia de discípulos en el Taoismo, o Baì Shī, refleja esta particular naturaleza, estableciendo una relación que enfatiza el respeto mutuo y un compromiso en seguir el Camino del Tao (道). 

La ceremonia tiene sentido si la entendemos como una forma de estar presente en cuerpo y espíritu para hacer explícita la relación de responsabilidad y obligación entre los dos miembros implicados (maestro y discípulo), además de asegurar los objetivos de ambos, en los que  el estudiante pueda lograr alcanzar el éxito en su camino mientras que el maestro pueda perpetuar su escuela.

 

La importancia de la ceremonia Baì Shī  radica en ser un compromiso en la transmisión del conocimiento y un compromiso en la preservación de la jerarquía social. Es por ello que existe una diferencia entre aquellos aprendices que acceden de forma directa a la instrucción (llamados discípulos que han entrado en la familia) y aquellos que siguen una formación menos formal (llamados discípulos de los que sólo se registra el nombre). También es la base de la doble responsabilidad entre ambos, pues mientras que el maestro debe transmitir el camino, enseñar el conocimiento y resolver las dudas, el discípulo tiene el deber de esforzarse para alcanzar el verdadero conocimiento y evitar actitudes deshonestas que pudieran mancillar el nombre de la escuela, del maestro o de sus ancestros.

 

 

El 9 de Marzo de 2012 tuvo lugar la primera ceremonia realizada en las montañas de Wudang para transmitir el linaje de la Wudang Sanfeng Pai (武当三丰派) nombrando a la primera promoción de la 16ª generación de discípulos oficiales. La ceremonia estuvo encabezada por el Maestro Yuan Xiugang, principal sucesor de la 15ª generación. En ella se reunieron el resto de hermanos y maestros de Wudang, tales como Chen Shixing y Chen Shiyu entre otros, así como el gran maestro Zhong Yunlong de la 14ª generación, como cabeza de familia.

  

En la ceremonia se leyeron los preceptos del linaje de Wudang, las obligaciones de respeto hacia el Shifu (maestro) a sus Shixiong (hermanos de gongfu), así como el respeto y el cumplimiento de la doctrina del Taoísmo.  Posteriormente los nuevos discípulos fueron instruidos en las tres conversiones y las cinco amonestaciones naturales del Taoísmo. Una vez hechas las lecturas los discípulos realizaron sus oraciones y ritos frente al altar de Zhang Sanfeng, realizaron sus juramentos y ofrendas al maestro  Yuan Xiugang y éste les hizo el nombramiento de su nuevo nombre taoísta. Durante el ritual se realizó el intercambio protocolario de regalos entre discípulo y maestro: el discípulo hizo entrega del Sobre Rojo (Hóng Bāo 紅包) con ornamentos de simbología auspiciosa y de prosperidad, tradición que se ha ido desarrollando como costumbre social china desde la dinastía Han y que no se limita sólo al año nuevo chino. El maestro posteriormente obsequió al discípulo con el libro del arte familiar del linaje de Wudang Sanfeng y una espada con su nuevo nombre taoísta grabado en la hoja. Para finalizar el maestro Yuan Xiugang y el gran maestro Zhong Yunlong pronunciaron unos discursos de agradecimiento y de buenos presagios para el futuro de la transmisión de las enseñanzas de la Wudang Sanfeng Pai a cargo de la nueva generación de discípulos oficiales.

 

Alex Mieza fue reconocido en esta ceremonia como el primer discípulo de la 16ª generación del linaje de Wudang Sanfeng Pai en España adquiriendo su nuevo nombre taoista Zī Xiǎo (资晓).

 

La ceremonia concluyó con la foto final de familia con el gran maestro, los maestros discípulos de la 15ª generación, los nuevos discípulos de la 16ª generación y demás estudiantes de la Wudang Sanfeng Pai.

 

Tras la ceremonia se estableció una relación entre maestro y discípulo que, en la jerarquía social china, es casi equiparable a la relación entre padre e hijo, de ahí que el término tradicional con el que se menciona al maestro en chino sea Shī Fù (師父), dos caracteres que describen la condición de docente del maestro y la relación paterno-filial.

 

Volver Atràs