Paida Gong

拍打功

Los ejercicios de Paida consisten en una forma de despejar diferentes zonas del cuerpo mediante golpeos controlados con la palma de la mano o con otras herramientas (finas cañas de bambú) que producen una vibración en el interior del cuerpo, ya sea en las diferentes capas de fascia, los tejidos del cuerpo, como en la musculatura y las zonas orgánicas.

 

Es una práctica para desalojar la energía obstruida y permitir el buen funcionamiento y circulación de esa energía (Qi). Ayuda a activar la circulación y desentumecer los músculos, favorece a reducir el dolor de espalda, ayuda al incremento de la claridad mental, la circulación sanguínea y la relajación. Ayuda también a aliviar las condiciones producidas por el fenómeno de “viento” entendido por la Medicina China, para romper el estancamiento y ayudar a llevar la homeostasis al organismo.

 

No es una práctica agresiva pues el empleo del Paida no lleva consigo un dolor inaguantable sino que la intensidad te la va pidiendo el cuerpo con la práctica.

 

Volver Atràs