Las Ocho Fuerzas del Taijiquan

 

Aunque existan diferencias entre los estilos de Taijiquan en cuanto a movimientos y velocidad de ejecución, cuando hablamos de Taijiquan el contenido es básicamente el mismo. Todos los estilos se basan en los principios del cambio entre yin y yang y en las Trece Posturas.


Se habla de "conocimiento propio" cuando las formas de Taijiquan se practican con la finalidad de alcanzar un entendimiento personal de las Trece posturas, experimentarlas y aprender a utilizarlas. En el empuje de manos, o Tuishou, ponemos en práctica ante un contrario las fuerzas que hemos desarrollado durante el entrenamiento de las formas. En esta etapa alcanzamos una comprensión mayor de cada una de las fuerzas, sus ángulos de aplicación y las técnicas que contienen. El empuje de manos es, por tanto, una prueba para examinar el nivel de destreza que hemos adquirido con las formas y nos muestra en qué fase del aprendizaje nos encontramos.

 

Durante la práctica de las formas no podemos realizar fajin sobre un cuerpo real ni recibir la aplicación de ninguna fuerza. Sólo en el empuje de manos existe un intercambio de fuerzas entre los dos participantes. Según la teoría del Taijiquan se dice que en el tuishou ejercitamos el conocimiento propio y el del contrario. Se compara el empuje de manos con una regla de medir o con un espejo. Así, practicar las fuerzas del Taijiquan durante el tuishou es la única forma de medir y comprobar hasta dónde ha llegado nuestro nivel marcial.

 

Las fuerzas en el Taijiquan son las ocho posturas básicas, representan diferentes maneras de dirigir y manifestar la fuerza interna (Jin). En las técnicas de Taijiquan suelen aplicarse combinadas entre sí, rara vez se presentan aisladas. Así pues la base del Taijiquan está en los 13 principios constituidos por las 8 fuerzas o métodos de las manos y los 5 métodos o desplazamientos de los pies.

 

Las 8 fuerzas son:

 

Peng: rechazar. Rechazar está en los dos brazos

 

: estirar. Estirar está en las palmas

 

Ji: presionar. Presionar está en el dorso de la mano

 

An: empujar. Empujar está en la cintura

 

Cai: tirar hacia abajo. Tirar hacia abajo está en los dedos

 

Lie: partir. Partir está en los dos antebrazos

 

Zhou: codo. Golpe con el codo implica doblar los miembros

 

Kao: hombro. Golpe con el hombro para golpear el pecho

 

Las 4 primeras se consideran las manos principales (peng, lü, ji y an) y se relacionan con los puntos cardinales.

Las 4 segundas son las manos diagonales, que se usan en el Tui Shou para auxiliar a las manos principales.

 

Estas 8 fuerzas están en relación con los ocho trigramas (Ba Gua) y por lo tanto también se conocen como las 8 direcciones.

 

Es importante comprender estos principios para que seamos capaces de encontrarlos en la ejecución de la rutina que estemos haciendo, dando igual el número de movimientos que tenga.

 

En el cuerpo podemos distinguir tres puertas como las articulaciones de muñecas, codo y hombro que tienen su paralelo en pies, rodillas y cadera.

La parte inferior del cuerpo ha de poseer el mismo tipo de energía que la parte superior y debe aplicar los mismos conceptos.

 

 

 

Volver Atràs