Taijiquan Jing

 太極拳經

Tratado sobre Taijiquan

Atribuído a Zhang Sanfeng (1279 -1386)

 

 

 

 

 

En movimiento todo el cuerpo debe ser ligero y ágil,

con todas las partes del cuerpo vinculadas

como enroscadas.

 

El Qi (energía) debe estar activo,

El Shen (espíritu) debe recogerse internamente.

 

Las posturas deben ser sin defectos,

sin huecos o con las alineaciones bien proyectadas;

en movimiento la forma debe ser continua, sin paradas y arranques.

 

El Jing (fuerza) debe ser

arraigado en los pies,

generado a partir de las piernas,

controlado por la cintura, y

manifestado a través de los dedos.

 

Los pies, piernas y cintura deben actuar juntos

como un todo integrado,

Así que mientras uno avanza o se retira

 puede coger la oportunidad del momento favorable

y la posición ventajosa.

 

Si no se logran la posición y el momento correcto,

el cuerpo se tornará desordenado

y no se moverá como un integrado todo;

la corrección de este defecto

debe buscarse en las piernas y cintura.

 

El principio de ajuste de las piernas y cintura

se aplica para moverse en todas direcciones;

hacia arriba o hacia abajo,

al avanzar o retirarse,

a izquierda o a derecha.

 

Todos los movimientos son motivados por Yi (intención),

Sin formas externas.

 

Si hay arriba , hay abajo

al avanzar, tener en cuenta como retirar;

cuando presiono a izquierda, presto atención a derecha.

 

Si quiere moverse hacia arriba,

al mismo tiempo debe tener intención hacia abajo.

 

Alternando la fuerza de tirar y empujar

Sintiendo como enraizado hacia el oponente

para que él pueda ser derrotado

rápidamente y sin duda.

 

Insustancial y sustancial

debe diferenciarse claramente.

En cualquier lugar donde se encuentra la insustancialidad,

debe haber sustancialidad;

Cada lugar tiene tanto insustancialidad y sustancialidad.

 

El cuerpo entero debe enhebrarse en conjunto

a través de cada articulación

 

sin la más mínima rotura.

 

Volver Atràs