Esterilidad femenina y su tratamiento

 

La esterilidad se refiere a la imposibilidad de desarrollar el embarazo sin que se hayan tomado medidas anticonceptivas y sin que los sistemas de reproducción de la pareja tengan signos de anomalía alguna.

Dado que la esterilidad es una patología que afecta aproximadamente al 15% de la población, no deja de ser un trastorno a tener muy en cuenta en el futuro y particularmente en el mundo occidental. En mi opinión la esterilidad es una patología en ascenso siendo sus factores etiológicos, entre otros, desequilibrios emocionales, la ingesta de hormonas a través de la alimentación, abusos sexuales, el vestir prendas sintéticas y ceñidas que bloquean la circulación de la sangre primero y seguidamente el Qi. Por supuesto que intervienen además otros agentes.

No hace mucho tiempo que la imposibilidad de reproducción se imputaba a la mujer, pero en los últimos años se ha podido comprobar que la casuística entre varón y hembra está al 50% aproximadamente.

Caso clínico
Este estudio tiene la finalidad de resaltar la eficacia de la Acupuntura y Fitoterapia China en el tratamiento de la esterilidad aunque se trate de la presentación de un caso clínico particular.

En el mes de Enero acudió a mi consulta una paciente que llevaba cuatro años casada sin conseguir quedar embarazada.

La histerosalpingografía reveló que las trompas estaban obstruidas, sin que se pudiese determinar si la obstrucción se debía a un defecto congénito, a una tuberculosis o a algún cuadro infeccioso. En la radiografía se podía observar que la sustancia opaca de contraste no se introducía ni parcialmente en las trompas.

El deseo de tener un hijo era tan fuerte, que la imposibilidad del embarazo estaba afectando a nivel psíquico a la paciente, lo que influía en su conducta social y laboral, por lo que pidió iniciar un tratamiento con Medicina Tradicional China.

La paciente, de constitución media, es nerviosa, impaciente y se irrita con facilidad. Siempre tiene frío, las manos y pies son fríos. Se suele quejar de molestias gástricas y distensión abdominal, malas digestiones, dolor de cabeza y lumbalgias frecuentes. Bebe poca agua y tiene aversión al frío.
Menstruación: Las reglas duran de cinco a seis días y bajan con puntualidad aceptable. Los dolores son moderados, la sangre de color oscuro con coágulos, más oscura al principio y al final de la regla. Durante la regla siente más frío. El cuerpo de la lengua no muestra ningún color anormal; la capa es fina y blanca, el pulso de cuerda.

Diagnóstico:


Nos encontramos ante un caso de insuficiencia de Yang de Riñón congénita que ha creado un cuadro de frío por insuficiencia. Este cuadro asociado a su carácter irritable y agitado va a producir un bloqueo de Xue y Qi simultáneamente.

Su carácter va a provocar en el tiempo cambios importantes en la fisiología del Hígado provocando estasis de Xue y bloqueo de Qi, así como acumulación de Tan. El frío interno va a producir una vasoconstricción y solidificación de la sangre. Todo ello va a permitir la formación de quistes y tumoraciones en las trompas, muy probablemente también en los ovarios.

Desde el punto de vista de la medicina occidental podríamos estar ante un cuadro residual o una secuela de una patología infecciosa donde el frío interno fue su aliado favoreciendo un enquistamiento.

Según el diagnóstico se trata de un cuadro de insuficiencia Yang de Riñón congénita que evoluciona hacia un cuadro de “bloqueo de Hígado”. El elemento Agua (Riñón) no puede nutrir a la Madera (Hígado). La Madera no controla bien al elemento Tierra (Bazo) y el elemento Tierra falla en su control sobre el elemento Agua. El Hígado sufre una falta de nutrición por parte del Riñón (insuficiencia de la sangre de Hígado) y está expuesto al mismo tiempo a desequilibrios emocionales por parte de la paciente lo que trae como consecuencias bloqueo de Qi y Sangre.