Huang Di

El emperador Amarillo

 

El Emperador Amarillo Huángdì (黃帝), primer emperador chino, unificó China por vez primera en su historia. La tradición sostiene que reinó desde el 2697 hasta el 2597 aC. El primer libro de historia china Shi Ji (Memorias Históricas) anota: Huang Di pregunta sobre el Tao al maestro taoísta Guang Cheng Zi (广 ) en la montaña Kong Tong ( ).

 

Huang Di se valió del taoísmo para gobernar China y conseguir la armonía con los diez mil seres del Universo. Expuso y mostró al país la práctica del taoísmo, extendiéndola desde la montaña hasta la corte. Así, de esta forma natural, el gobierno pasó a ser el representante del taoísmo. El Emperador Amarillo cultivaba y practicaba el Tao. Tanto fue así, que al final cuando tenía cien años llegó a ser Inmortal. Según la historia, fue durante el reinado de Huang Di cuando apareció la figura de los historiadores de la corte (Shi Guan), que se encargaban de todo lo referente al cuidado de los libros y documentos de las dinastías pasadas incluyendo, además, la tradición oral. Desde entonces, el Taoísmo esencial fue transmitido por los historiadores de la corte.

 

Entre otros logros, al Emperador Amarillo se le atribuye la invención de los principios de la medicina tradicional china: el Nèijīng  (内經) o Canon médico del Emperador Amarillo, que según la leyenda fue compuesto en colaboración con su médico Qi Bo (岐伯). Sin embargo, historiadores modernos consideran que fue una compilación de fuentes antiguas hechas por un estudioso entre las dinastías Zhou y Han, más de 2000 años después. La mayoría de los estudiosos están de acuerdo en que el Emperador Amarillo fue originalmente una deidad que más tarde se transformó en una figura humana.

 

Al Emperador Amarillo se le atribuye un gran número de legados culturales y las enseñanzas esotéricas. Mientras que el taoísmo es a menudo considerado en Occidente como el resultado de las escrituras de Laozi, taoístas chinos reclaman que el Emperador Amarillo formuló muchos de sus preceptos. 

 

Volver Atràs