Acupuntura para dejar de fumar

 

Si eres fumador seguramente haz intentado más de una vez dejar ese hábito tan nocivo para tu salud. Además, si padeces de rinitis alérgica, te proponemos el tratamiento ideal. Quizás no todo está perdido y deberías probar con alguna técnica de Medicina Tradicional China, intenta con acupuntura…

 

Tabaquismo=enfermedad

 

El tabaquismo está considerado actualmente como una de las enfermedades más graves y con mayor repercusión en la salud de la sociedad, tanto por lo que se refiere al fumador activo como al pasivo.


Cuando el fumador se propone dejar de fumar definitivamente, debe afrontar diversos niveles de dependencia (física, psicológica y conductual). De la dependencia física surge el síndrome de abstinencia tabáquica o nicotínica, una de las pruebas más difíciles a las que se enfrenta un fumador que quiere dejar el tabaco. Los síntomas más comunes son ganas compulsivas de fumar, irritabilidad, nerviosismo, cefalea, falta de concentración, alteraciones del sueño, estado anímico decaído, cansancio, ansiedad,  bostezos, lagrimeo, boca insípida, molestia en la garganta, opresión torácica, náuseas, temblores musculares, reacción retardada, etc. Este síndrome aparece tras la interrupción o disminución de la cantidad de nicotina consumida.

El fumador debe superar por si mismo la dependencia psicológica y conductual al tabaco, pero en cuanto a la dependencia física, existen diversos métodos para superarla. Uno de ellos es la Medicina Tradicional China.

 

Durante los últimos 20 años se han realizado diversos estudios clínicos demostrando que la Medicina Tradicional China es una terapia efectiva para tratar el síndrome de abstinencia tabáquica. Las técnicas más empleadas en esta tarea son la auriculopuntura con fijación de semillas en el lóbulo de la oreja, la craneopuntura que consiste en la inserción indolora de agujas muy finas en algunos puntos del cuero cabelludo, la digitopresión, etc...


Se ha estudiado también el mecanismo de la acupuntura en el tratamiento del síndrome de abstinencia tabáquica y uno de los resultados más sorprendentes es el cambio del sentido del gusto de los pacientes, que al volver a probar un cigarro sufren cefaleas y nauseas, lo que evita tentaciones propias de la dependencia psicológica y conductual.

 

 

 

Fuente: Escuela Superior de MTC

 

Volver Atràs