Pulmón saludable


El pulmón es un órgano estrechamente relacionado con la eliminación de toxinas del cuerpo, está en conexión con los intestinos, la piel (considerada tercer pulmón), y las vías externas del cuerpo comola nariz, las orejas, los ojos, etc. En la medicina china, el pulmón es considerado un órgano Yin, órganos a los cuáles se les atribuye una mayor propensión a ser débiles ya que están más expuestos a factores patógenos externos, en este caso, el pulmón es uno de los órganos más susceptibles al mundo de afuera, por lo que suele reaccionar muy fácilmente al clima, el aire.

 

Cuando el cuerpo esta intoxicado y el pulmón débil o en desequilibrio, el cuerpo empieza a acumular desechos y sustancias innecesarias o químicas, lo cual provoca ciertos síntomas como piel seca o marchita, caspa, poros dilatados, puntos negros, exceso de lagañas o mucosidades, mal olor corporal, flatulencia, problemas intestinales, asma, alergias, problemas pulmonares como tos, gripes, catarros, efisema pulmonar, etc.

 

Al ser el pulmón el encargado principal de hacer circular la energía (Qi) por el cuerpo, otros síntomas que se pueden presentar cuando esta intoxicado o funciona deficientemente son apatía, cansancio excesivo, falta de ánimo, pesimismo, depresión y tristeza.

 

La acumulación de toxinas y un pulmón enfermo pueden deberse a:

 

• Una dieta de baja calidad en nutrientes.
• Poca ingesta de fibra.
• Bajo o nulo consumo de agua pura.
• Bajo consumo de vitamina C.
• Fumar.
• Exponerse a olores fuertes, químicos e irritantes, como los productos de limpieza, detergentes, jabones, etc.
• Respirar aire contaminado.
• Sentimientos depresivos constantes.

 

Pulmón saludable

 

Para mantener un pulmón sano es necesario mantener un cuerpo limpio y depurado, y atender la buena evacuación de toxinas combinada con una buena respiración y exfoliación de la piel. Además, se debe considerar el aspecto emocional, ya que los estados depresivos, pesimistas o de tristeza frecuentes estropean el buen flujo de energía del pulmón y lo deterioran.

Dieta de eliminación de toxinas

 

Para un buen funcionamiento pulmonar, se recomienda incluir en la dieta los siguientes alimentos:

 

• Consumo diario de vitamina C. Beber un jugo de cítricos en la mañana es una excelente forma de ayudar a remover toxinas, mucosidades y grasas acumuladas en el cuerpo.


• Beber suficiente agua: dos litros como mínimo son necesarios para que los vapores que genera el pulmón con el aire y el agua estén limpios y circulen por el cuerpo de forma eficiente y nutritiva.


• Comer vegetales frescos, ya sea en ensalada o jugos, lo cual mantendrá un buen flujo intestinal y la buena conexión del pulmón con los intestinos.


• Los alimentos ricos en antioxidantes, como los germinados, el aguacate, el ajo y cebolla, las bayas, las fresas, cítricos, etc., son estupendos para mantener el riñón en óptimas condiciones.
Debes evitar: consumir alimentos nocivos como carbohidratos refinados (azucares, dulces, sodas, panadería blanca, etc.). Estos productos saturan a los intestinos de toxinas e impiden la correcta eliminación de residuos del organismo.

 

Exfoliación, sudor y piel

 

La piel es considerada como el “tercer pulmón”. Un exceso o sudor espontáneo, o la incapacidad de sudar, también están relacionados con el funcionamiento del pulmón, así como problemas de piel, relacionados con un exceso de toxinas debido a la incapacidad del cuerpo para su eliminación. De ahí la acumulación de residuos debajo de la piel, lo que causa problemas como dermatitis, acné, hongos, puntos negros, piel seca, zonas de la cara muy grasas, etc., asi como mal olor en pies, axilas, mal aliento, etc.

 

Para la piel, debes evitar que se acumulen células muertas para que pueda respirar bien. Una exfoliación dos veces por semana con arcilla verde o rosa es muy recomendable. Además, puedes seguir estos tips:

 

• Piel seca: cuando te levantes de la cama, pasa un trapo húmedo por todo todo el cuerpo, excepto la cara. Empieza por las piernas, desde abajo hacia arriba. El agua fría provocara que la sangre acuda a calentar la zona enfriada, y al entrar en contacto con el aire, se eliminaran toxinas. Luego, aplica una crema humectante.

 

• Pies olorosos: pon en una palangana agua tibia con sal, sumerge los pies en la salmuera hasta los tobillos y déjalos un rato hasta que el agua enfríe. Enjuaga, seca y aplica una crema humectante.

 

Respiración para hacer circular toxinas

 

La respiración es básica para la eliminación de toxinas, de aquí la gran importancia de hacer ejercicio y acelerar la respiración.

Se debe practicar ejercicio diariamente para mantener los pulmones saludables. Los ejercicios aeróbicos son los más recomendables ya que hacen que sangre, energía y nutrientes se repartan vigorosamente por todo el cuerpo, empujando las toxinas y desechos hacia fuera.


Además, practicar ejercicios de respiración es una forma eficiente de mantener todos los órganos internos bien irrigados de oxigeno y en buen funcionamiento. Ciertas prácticas de Yoga proponen formas de respiración con esta finalidad.


La respiración adecuada debe ser profunda y calmada, se debe evitar la respiración superficial, evitando además lugares con aire contaminados o sustancias toxicas cerca. 

 

La respiración abdominal, la cual consiste en inflar el abdomen mientras se inhala, y de desinflamarlo cuando se exhala, es excelente forma de llenar los organos inernos de energía y de ayudarles a evacuar toxinas y gases nocivos acumulados.  

 

 

Volver Atràs