Historia del Tanglangquan

 

Corría el año 960, dinastía Song, un joven monje llamado Wang Lang tras aprender los 17 métodos por entonces conocidos y enseñados en su templo, sufría derrota tras derrota ante las habilidades marciales de su oponente, otro joven monje del mismo templo. Aquí la leyenda nos confunde, unos indican que el citado templo es el de Shaolin Si en la montaña Songshan de la provincia de Henan, y otros que es el templo Huayan Si de la montaña Laoshan de la provincia de Shandong.

 

Tras varias derrotas el joven monje llamado Wang Lang marchó del templo y deambuló por las montañas tragándose la amargura de la derrota. De pronto se fijó en la lucha por la supervivencia que mantenía una mantis religiosa contra otro insecto, al observarlos detenidamente se percató de que la mantis utilizaba sus patas delanteras de una manera efectiva y letal, usándolas tanto como defensa como para atacar a su enemigo.


Tras una intensa observación Wang Lang comenzó a imitar los movimientos del insecto, mezclándolos con sus propios conocimientos marciales, sin embargo, no pudo realizarlos correctamente ya que la mantis se apoyaba sobre sus cuatro patas y se movía rápidamente con ellas mientras lanzaba letales ataques con sus patas delanteras. Wang Lang sólo podía apoyarse sobre sus dos piernas y sus pasos eran lentos y torpes. Sin embargo, la fortuna acudió a su encuentro y cierto día observó unos monos jugando y como trataban de atraparse unos a otros, entonces se fijó en que sus pasos eran muy rápidos y ágiles y también tenían tan sólo dos piernas, dos puntos de apoyo, igual que él. Tras pensar detenidamente sobre todo lo que había observado, decidió mezclar las manos de mantis con los pasos del mono y las técnicas de boxeo aprendidas con anterioridad para diseñar y crear un nuevo método de lucha al que llamó Tanglang Yi Fa (Técnicas Superiores de la Mantis Religiosa), tras derrotar con ellas a su invencible contrincante, el otro monje del templo.

 

Asi pues, aunque la historia y la tradición popular relatan que el Tanglangquan fue inicialmente practicado y difundido por los monjes taoístas de Laoshan, puede ser considerado como un pariente lejano del sistema Shaolin. 

 

Dentro de los diferentes estilos que contiene el Kungfu chino, el boxeo de la mantis es como una flor especial, particularmente por su peculiar técnica y su contundente aplicación en el combate, es por ello que es definido como un estilo muy completo y además muy reconocido dentro del mundo de las artes marciales chinas.

 

Tanglangquan es el nombre de varios tipos de boxeo chino que se inspiran en los movimientos de bloqueo y agarre ejecutados por las patas delanteras de la mantis religiosa.

 

Estos tipos de boxeo del norte se subdividieron en cuatro ramas: Meihua Tanglangquan, Qixing Tanglangquan, Liùhe Tanglangquan, Tongbei Tanglangquan y Babu Tanglangquan en Taiwán.

 

Volver Atràs